Muy cerquita de casa existe un paraíso desconocido por muchos, un lugar de aguas tranquilas, donde podrás disfrutar de unas inmersiones que nunca olvidarás. Estar rodeado de tortugas, sobrevolar increíbles formaciones de basalto o adentrarte en un barco hundido, son algunas de las cosas que te esperan en este paraíso al lado de casa.

Protegidos de los vientos alisios por el gran Teide, el sur de Tenerife ofrece, unas condiciones ideales durante todo el año para practicar nuestra pasión, bucear en aguas azules y con gran visibilidad, que hacen las delicias de todos aquellos que nos visitan.

Con unas temperaturas envidiables durante todo el año. Bajo el agua nos encontraremos temperaturas mínimas de 18/19 grados en invierno y máximas de 25ºC a finales de verano, todo esto sin termoclinas ni aguas más frías a mayor profundidad. Y lo que más nos gusta!! Que luzca el sol para iluminar nuestras inmersiones y ponernos morenitos en superficie.